Blog

Consejos de Harvard

Consejos de Harvard

Sabías que en Harvard, una de las universidades más prestigiosas del mundo, el curso con más popularidad y éxito enseña como aprender a ser más felices.
La clase de Psicología Positiva dictada por Ben Shahar atrae a 1400 alumnos por semestre y 20% de los graduados de Harvard toman este curso electivo. Según Ben Shahar, la clase -que se centra en la felicidad, la autoestima y la motivación- les da a los estudiantes herramientas para conseguir el éxito y encarar la vida con más alegría.
Este profesor de 35 años, que algunos consideran “el gurú de la felicidad” destaca en su clase 14 consejos clave para mejorar la calidad de nuestro estado personal y que contribuyen a la generación de una vida positiva:

14 Consejos de Harvard para ser FELIZ!

 1. Agradece a Dios por todo lo que tienes: Escribe en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad. ¡Enfócate en las cosas buenas!
 2. Practica actividad física Expertos aseguran que hacer ejercicio ayuda a mejorar el ánimo. 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés.
3. Desayuna: Algunas personas se saltan el desayuno por falta de tiempo o para no engordar. Estudios demuestran que desayunar te da energía, te ayuda a pensar y desempeñar exitosamente tus actividades.
4. Se asertivo: Pide lo que quieras y di lo que piensas. Ser asertivo ayuda a mejorar tu autoestima. Ser dejado y quedarte en silencio genera tristeza y desesperanza.
5. Gasta tu dinero en experiencias: Un estudio descubrió que el 75% de personas se sentían más felices cuando invertían su dinero en viajes, cursos y clases; mientras que sólo el 34% dijo sentirse más feliz cuando compraba cosas.
6. Enfrenta tus retos: Estudios demuestran que cuanto más postergas algo, más ansiedad y tensión generas. Escribe pequeñas listas semanales de tareas y cúmplelas.
7. Pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados: Llena tu nevera, tu computador, tu escritorio, tu cuarto, TU VIDA de recuerdos bonitos.
8. Siempre saluda y sé amable con otras personas: Más de cien investigaciones afirman que sólo sonreír cambia el estado de ánimo.
9. Usa zapatos que te queden cómodos: Si te duelen los pies te pones de mal humor asegura el Dr. Keinth Wapner, Presidente de la Asociación Americana de Ortopedia.
10. Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia enfrente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.
11. Escucha música (Alaba a Dios): Está comprobado que escuchar música te despierta deseos de cantar, esto te va a alegrar la vida.
12. Lo que comes tiene un impacto en tu estado de ánimo:

– No te saltes comidas, come algo ligero cada 3 ó 4 horas y mantén los niveles de glucosa estables.

-Evita el exceso de harinas blancas y el azúcar.

-¡Come de todo! sanamente

-Varía tus alimentos.

13. Arréglate y siéntete atractivo: ¡Ponte guap@! El 41% de la gente dice que se sienten más felices cuando piensan que se ven bien.
14. Cree fervientemente en Dios: ¡Con él nada es imposible!

La felicidad es como un control remoto, la perdemos a cada rato, nos volvemos locos buscándola y muchas veces sin saberlo, estamos sentados encima de ella…

Si quieres conocer más sobre este tema puedes consultar con un  Especialista o Terapeuta

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

[fbcomments]

Oportunidades, hijos

¿Quieres ofrecer a tus hijos mejores oportunidades? y un futuro más pleno y armonioso?

Todos los padres deseamos ofrecer a nuestros hijos mejores oportunidades de las que nosotros mismos tuvimos durante nuestra vida. 

Muchos buscamos información, cursos, clases de estimulación, deportes, idiomas y podemos enfocarnos únicamente en un tipo de inteligencia que puede satisfacer los estándares escolares.

Sin embargo existe un ámbito en el que pocos padres pueden llegar a enfocarse y se trata de la educación y la inteligencia emocional.

En el mundo moderno, lleno de compromisos, actividades, estrés, competitividad y agendas llenas, algunas veces perdemos de vista aquello que nos rige en lo más profundo de nuestro ser: nuestras emociones, y si descuidamos tanto nuestras propias emociones, cómo podremos responder ante las emociones de nuestros hijos, mismas que ocupan un papel fundamental en su desarrollo.

La educación no consiste únicamente en enseñar a hablar, leer, escribir, calcular o tocar un instrumento, la educación más profunda radica en la manera en que nos enfrentamos a la vida.

La educación es un proceso de transformación que surge en la convivencia con adultos. Uno llega a ser el adulto con el que ha convivido. Los hijos aprenden de los padres.                                                     -Humberto Maturana

Si comprendemos que nuestros hijos, aún desde el momento de la concepción, son potentes receptores de nuestras emociones y la manera en que las manejamos, si asimilamos que la manera en que nos enfrentamos a la vida: alegrías, tristezas, frustraciones, enojos, etc. es la manera en que ellos aprenderán como “correcta”, entonces podríamos evaluar si, verdaderamente, esa es la manera en que deseamos que nuestros hijos se enfrenten a los retos de sus propias vidas.

Y si una vez realizada la evaluación de nuestra propia capacidad emocional, aún sentimos que podríamos hacerlo mejor, tal vez sean nuestros propios hijos quienes nos motiven a mejorar por ellos, porque nadie puede dar algo que no tiene, porque únicamente en la medida en que hemos logrado integrar en nuestra vida todas las vivencias tanto las positivas como las negativas, con amor, cuando logramos tomar todo, completamente todo, es que podemos ofrecer a nuestros hijos todo lo que tomamos, incluso las experiencias negativas mismas que, si hemos procesado correctamente, ellos mismos podrán aprender a enfrentarlas cuando se les presenten.

El amor tiene que ver con lo que tomas y consigues y sólo después, puedes dar de todo lo tomado y conseguido  – Angélica Olvera

Te invito a reflexionar sobre la manera en que has enfrentado y mirado tus propias emociones y si consideras que aún existe algo que te gustaría mejorar, busques un acompañamiento que te permita mejorar tu inteligencia emocional, misma que podrás enseñar a tus hijos con tu amor y tu ejemplo.

Dejo esto con amor deseando que encuentres un mejor camino por el cual disfrutar tu vida. Te deseo lo mejor, si requieres mayor información, no dudes en contactarme.

Si quieres conocer más sobre este tema puedes consultar con un  Especialista o Terapeuta

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

[fbcomments]

Gratitud de mamá

El día de hoy quiero agradecer a la vida y a la energía suprema por el gran privilegio de ser mamá. Aunque para muchas es algo cotidiano y natural, para algunas es todo un reto lograr un embarazo y además, lograrlo a término.

Quiero agradecer por tener la fortuna de ser madre de tres maneras diferentes, en tres momentos diferentes y de tres personas diferentes.

Agradezco a mi hijo mayor porque con su amor, su paciencia y su valor me llevó amorosamente al camino de la maternidad. Porque con él pude sentir por primera vez el milagro de la vida creciendo dentro de mí. Porque me mostró la capacidad de amar lo invisible, de sentir el milagro de un cuerpo nuevo, abriendo espacio para hospedarlo en mi vientre durante 40 semanas, después de las cuales, su cuerpo junto al mío, logramos traerlo a la luz sano y salvo. Por primera vez en mi vida, di a luz un ser humano, al cual además de todo, tuve el privilegio de ser la primera persona en el mundo de mirarlo por primera vez.

Agradezco el valor de mi hijo, de llegar con una madre primeriza, que aún con todo el amor y las mejores intenciones, cometí y sigo cometiendo equivocaciones, mismos que con su infinita paciencia y amor, perdona, aunque marcan su vida y destino. Aún ahora me muestra mis errores, mis defectos, mis virtudes, mi fe y la solución a todo, con lo que alguna vez yo misma le enseñe. Le agradezco por haberme elegido, por guiarme y acompañarme en esta vida y por las lecciones diarias que me da.

Agradezco a mi segunda bebe, porque, aún que nunca conocí su rostro, su llanto o su risa, si conocí su alma con la mía, porque fue y sigue siendo la hija que sigo añorando, que planeé cuando era niña, que deseé con mi alma y mi corazón, y aún que solo estuvo dentro de mi cuerpo durante algunas semanas, su huella y sus enseñanzas siempre estarán en un lugar muy profundo de mi corazón.

Agradezco por mi tercer hijo, por su rebeldía, su determinación, por su manera de enfrentarme con la vida, con menos amabilidad que mi primogénito, pero con el mismo amor. Agradezco su vida, sus procesos, sus sacrificios, su entrega, su exigencia, su salud y sus lecciones prácticas. Agradezco la energía con la que exige las cosas y su insistencia. Mi pequeño, que aún no habla con palabras, nos dice tanto con su mirada, con su sonrisa, su llanto y sus gritos. Agradezco su ternura y la manera en que nos acompaña en este proceso que se llama vida. Agradezco la manera en que ilumina mi día con su sonrisa y la gran energía que tiene para aguantar el ritmo de vida de la familia.

Agradezco a estas 3 almas, que con su vida han logrado que mi alma crezca y que yo desee ser una mejor persona cada día.

Agradezco también a la otra parte de la moneda, sin la cual, nada de esto hubiera sido posible. Él, el padre de mis hijos, quien además es mi compañero en este camino, mi maestro, mi espejo, mi reto, mi amor.

Hoy solo quiero agradecer por ser madre y  por ser esta madre con mi infinito amor y agradecimiento hacia ellos sin los cuales jamás sería posible que yo fuera quien soy ahora.

Hoy ya no es día de las madres, pero siempre es un buen día para agradecer que soy madre y felicitarme (desearme felicidad a mí misma) por serlo.

Felicidades a todas las madres, todos los días del año

Comparte tu gratitud!

Puedes conocerme mejor en mi página Merari Carbajal – MejorTerapia.com

Y también puedes contactarme directamente con un  mensaje

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

———————————————–

Con amor, humildad y respeto.

[fbcomments]

coaching angelical

Un poco del COACHING ANGELICAL

En mi experiencia, trabajar con ángeles y seres de luz ha transformado mi manera de sentir, de percibir, de vivir y de pensar.

Los Ángeles me han dado la posibilidad de abrir mi corazón y mi conciencia extraordinariamente.

A través de cada consultante puedo ver el reflejo de cada uno de mis pasos como ser humano.

Vivir en armonía es posible gracias al equilibrio de la mente, el alma y la congruencia con la que quieras dirigir tu vida, y lo logras en los “momentos” donde cachas tus pensamientos de carencia o en los que el EGO te sabotea.

Trabajar con ÁNGELES me ha permitido dejar que entren en cada momento del día, esto no te hace perfecto ni especial, sin embargo te cambia los roles de vida, por ejemplo dejas de ser la victima de todos, te dejas de quejar y comienzas a agradecer por cada cosa que te sucede, te sucedió y te sucederá, comienzas a trabajar con el universo y con lo que SI quieres que pase.

Una terapia de sanación & el coacheo angelical constan del equilibrio de chakras con energía Arcangelical, y de la canalización de mensajes Angelicales.

La canalización es permitir ser un canal de luz y de mensajes directos, y esto se logra a través de las habilidades psíquicas que pueden ser por medio de los sentidos.

Una terapia de esta índole la podría definir como mágica y única.

Dales permiso a los Ángeles de entrar en tu vida!

Si tienes alguna duda, o quieres contactar a nuestra especialista:

Rosana García – Coaching angelical

Coach Angelical & Terapeuta Sanador con Arcángeles

Facebook ShantiToluca

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

 

Constelaciones Familiares

¿Qué son las Constelaciones Familiares?

¿Qué son? ¿Para qué sirven?¿A quién le sirve? ¿En qué se basan? Son algunas de las de las preguntas más frecuentes acerca de este tema que para muchos aún es desconocido…

Constelaciones Familiares es una herramienta terapéutica que nos ayuda a mirar -de forma diferente- si alguna situación que nos está sucediendo en este momento está relacionada con nuestra historia familiar, independientemente de que la sepamos o no, y quizá, al conocer y mirar esa historia entonces podemos decidir si deseamos hacer las cosas de forma diferente a como las hicieron nuestros padres, abuelos o ancestros en general…

El alemán Bert Hellinger creó este método el cual contiene 3 principios básicos:

PERTENENCIA: Queramos o no, somos parte de una familia a la cual pertenecemos, 50% de papá y sus ancestros y 50% de mamá y sus ancestros…

EQUILIBRIO: En toda relación humana (exceptuando la de padres-hijos) debe de existir un equilibrio entre dar y recibir, para que pueda ser duradera la relación…

ORDEN: EN la familia es muy importante el orden: quién llegó primero y quién después… Esto aplica por supuesto para la pareja también (que llegó antes que los hijos)

Te invitamos a experimentar esta maravillosa herramienta la cual te llevará a que puedas mirar todo aquello que te ha sucedido, reconciliarte con tu pasado, con las personas que ya no están, a mirarte a ti mismo y darte cuenta que la historia se ha escrito como tenía que haber sido, que tus padres hicieron lo mejor que pudieron de acuerdo a sus posibilidades y que, integrando todo en tu vida, tendrás todas las herramientas para forjar tu propio destino

Llámanos…

Si tienes alguna duda, o quieres contactar a nuestra especialista: Isaac García – Constelaciones Familiares

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

Propósitos - sueños

Propósitos, sueños y deseos… ¿Conoces la diferencia?

Aunque ya ha avanzado un poco el año, aún es momento de recordar la importancia de plantear propósitos en nuestra vida, no solo en nuestro año, ya que si no tenemos una meta clara, ¿Cómo podremos saber si nos estamos acercando o alejando de la misma?

Todos tenemos sueños y deseos, pero ¿Cuál es la diferencia entre éstos y los propósitos? Es simple, la diferencia radica en la intención y en la acción. Un sueño, inicia en con el deseo de algo que queremos para nuestra vida, y solo podrá volverse un propósito, si lo tenemos bien claro, y sentimos la pasión suficiente para ejercer acciones que nos acerquen cada día a su realización.

Podemos soñar hasta dormidos, pero para llegar a ese sueño, es necesario trabajo duro, diario y constante. Vivimos en una sociedad donde todo parece instantáneo y nos hemos olvidado de realizar el esfuerzo real para llegar y mantenernos en el lugar donde deseamos estar.

Te invito a realizar un ejercicio muy sencillo para lograr más fácilmente convertir tus sueños en propósitos y finalmente en realidad:

  1. Visualiza dónde y cómo quieres estar al finalizar este año, en 5 áreas básicas de tu vida:
    1. Trabajo o aspecto profesional
    2. Pareja y Familia
    3. Economía y Finanzas
    4. Salud
    5. Bienestar personal
  2. Apúntalo!!! porque las palabras escritas, le darán más fuerza a tus deseos y sueños.
  3. Créetelo!!
  4. Pon un recordatorio donde puedas verlo diario, puedes generar un collage, poner una foto, una frase o apuntar las cosas más importantes, pero el chiste es que puedas verlo TODOS los días y volver a motivarte para trabajar, pues más allá de los buenos deseos… es necesario trabajar.
  5. Avanza con tu propósito, y si a final de año no lo has alcanzado totalmente, agradece el aprendizaje el avance y continúa trabajando

Abrazos!! y que cumplas todos tus sueños!!!

Puedes conocerme mejor en mi página Merari Carbajal – MejorTerapia.com

Y también puedes contactarme directamente con un  mensaje

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

 

 

Terapia

¿Necesito Terapia?

¿Quién la necesita?

Antes que nada empecemos por definir qué es la terapia, entendemos por terapia todo aquel tratamiento que una persona puede recibir en pos de mejorar algún punto de su estado actual ya sea de salud física o emocional. Claro que si lo vemos así, pues solo necesitaría ir a terapia si yo estuviera… ENFERMA!!! y considerando que gracias a una fuerza mayor la mayoría de las personas en este país, no estamos enfermas, pues entonces la respuesta es simple, si no estoy enferm@ no necesito terapia.

Sin embargo… yo considero la Terapia, como un proceso, sí para mejorar algún punto o área personal  y lograrlo de una manera amable y sutil, incluso antes de enfermarme y no por miedo a enfermarme, sino porque estoy segura que TODOS y cada uno de nosotros desea mejorar algún punto de su vida cierto? Además se ha comprobado que cuando no liberamos adecuadamente nuestras emociones, la acumulación de las mismas puede provocar que el cuerpo empiece a enfermar y entonces sí, no solo necesitaré terapia, sino probablemente un tratamiento superior.

Y … ¿Por qué antes no se necesitaba tanta terapia? Si mi mamá o mi abuelita tuvieron 10 hijos, vivían en una casa más pequeña que la mía, menos dinero que yo y nunca necesitaron terapia!!! Claro!!! porque antes convivíamos más!!! Platicábamos más! Ahora con las famosas (y siempre útiles) redes sociales, a todas horas, vemos las publicaciones felices de nuestros amigos y familiares y pues obvio no le voy a llamar a mi amiga que se ve taaaan feliz con su novio, para contarle que otra vez me peleé con mi marido! o que no se cómo evitar los berrinches de mis hijos!

Ahora vivimos con más herramientas de comunicación, pero no por ello mejor comunicados, tenemos miedo de ser juzgados, de ser mirados como “locos” si confesamos que queremos quedarnos pegados en el claxon del coche porque el tráfico no avanza, o que queremos ahorcar a alguien porque ya no lo soporto y, a menos que tengas a tu persona de confianza (esa a la que puedes contarle que mataste a alguien y que te ayude a esconder el cuerpo, es broma eh?), a menos que cuentes con personas que puedan escucharte, pero sobre todo que puedan apoyarTE a encontrar una solución armoniosa para todos, entonces lo más seguro es que una terapia pueda ayudarte a llegar más rápido y más amablemente al lugar donde deseas llegar, ya sea una mejor posición económica, mejor trabajo, mejor salud, mejores relaciones con pareja, hijos, familia, compañeros, etc.

Todos podemos llegar a nuestra meta, bien dicen que todos los caminos llegan a roma, pero de qué manera queremos llegar? Agotados? Enojados? Habiendo perdido relaciones? Enfermos? O queremos disfrutar el camino, incluso disfrutar los baches, las caídas (porque aunque casi nadie quiera hablar de esto, hay muchos fracasos antes del éxito), el llanto, las risas, los enojos, los triunfos y la feliz llegada…

La terapia ha sido muy mal vista por mucho tiempo, muchos todavía piensan que irán a terapia solo cuando estén locos, o tengan una crisis, o que llevarán a sus hijos a terapia si los diagnostican con déficit de atención o algún otro problema, sin embargo, en ciudades como la ciudad de México, todos tenemos un poquito (y a veces muuuucho) de estrés, y éste ya se ha considerado como “La enfermedad del siglo XXI” (considerando esto, tal vez todos los que tenemos estrés necesitemos terapia, pero eso lo dejaré para otro post).

Y para concluir, y desde mi punto de vista…. NADIE necesita terapia (créeme, cuando estés loco te mandarán con el psiquiatra a tomar pastillas), sin embargo, la terapia es para esas personas que desean lograr una mejoría en su vida, en cualquier aspecto de la misma y para las personas que ya entendieron que todo es mejor y más fácil con ayuda.

Además como beneficio “secundario” todas las personas que deciden entrar a un proceso de terapia, descubren una mejor manera de conocerse a sí mismos para utilizar así mejor sus herramientas.

Sí aún tienes dudas, si coincides con algunas de las siguientes preguntas, seguramente puedes ELEGIR la terapia como un camino para conocerte mejor, utilizar mejor tus propios recursos, tener mejores resultados y vivir más plenamente.

  1. ¿Te gustaría platicar con alguien libremente y con toda confianza sin juicios ni críticas?
  2. ¿Sientes estrés frecuentemente?
  3. ¿Deseas tener un mayor control de tus emociones y mejores reacciones con tu familia y/o trabajo?
  4. ¿Tienes un proyecto que te gustaría emprender y tienes miedo de lograrlo?
  5. ¿Has tenido problemas con tus niveles de estrés?
  6. ¿Eres mamá o papá?
  7. ¿Te gustaría tener mejores resultados en tu trabajo, escuela, familia?
  8. ¿Algunas veces quieres salir corriendo de la situación en la que te encuentras
  9. ¿Tienes algún habito que te gustaría cambiar?
  10. ¿Te gustaría disfrutar más de tu vida personal?
  11. ¿Quieres lograr una vida más plena?

Deseo que te haya gustado este post y ojalá que puedas dejarme tus opiniones y comentarios.

Besos y abrazos!!!

Puedes conocerme mejor en mi página Merari Carbajal – MejorTerapia.com

Y también puedes contactarme directamente con un  mensaje

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

 

Pareja

Pareja: ¿Estarías mejor solo?

Alguna vez has oído o dicho la frase “Estaría mejor sol@!!”???

Y si verdaderamente estaríamos mejor solos, ¿Por qué es que insistimos en buscar alguien para compartir?, ¿Por qué una de nuestras mayores necesidades es conseguir una pareja? Y sobre todo ¿Por qué pretendemos que nuestra pareja sea perfecta?

Y por perfecta me refiero a:

Que me ame, me comprenda, me apoye, me resuelva mis dificultades, me acompañe a todos lados donde yo quiera, se ponga en mi lugar, me me llene de amor: caricias, detalles, poemas, regalos. Satisfaga mis necesidades físicas, emocionales, económicas, mentales, espirituales, que sea buen padre o buena madre (según nuestra ideología, claro está), que sepa cocinar, bailar, dar masajes, leer la mente cuando no quiera hablar, que me escuche pero también me diga lo que necesito escuchar, que sepa reparar tuberías, cerraduras y todo lo que se pueda descomponer en la casa, etc, etc, etc.

Y si tenemos tantas expectativas y sobre todo tantas necesidades, cada vez es más difícil satisfacer o llenar ese lugar TAN GRANDE. Un lugar que ni siquiera uno mismo puede llenar y probablemente nadie. Y la pregunta principal es por qué necesitamos que nuestra pareja cubra todas estas necesidades?

Bueno, pues probablemente, como tenemos la idea de que nuestra pareja debe complementarnos, entonces todo lo que yo no soy, quiero que el otro lo sea, más lo que si me gusta de mí. En una fórmula quedaría:

Todas mis virtudes + Todo lo que me gustaría ser/hacer/tener= Mi pareja ideal

Y sigue resultando DEMASIADO, pero, ¿Por qué tenemos esa idea? Y si nuestra pareja no es capaz de satisfacer todas esas necesidades, entonces quién?…

Una posible respuesta: cuando somos pequeños, deseamos que nuestros padres nos satisfagan todas nuestras necesidades emocionales y afectivas, mismas que muchas veces, por razones ajenas al amor, nos son satisfechas. Está desilusión se queda grabada en una memoria muy profunda y que a veces incluso no podemos recordar conscientemente, sin embargo ahí está siempre presente, intentado encontrar a alguien que ahora si, pueda satisfacer estas necesidades de la infancia, intentamos cobrar la factura de lo que nos quedaron a deber en la infancia, a la pareja que tenemos junto a nosotros. Y cada vez que la pareja nos desilusiona, volvemos a sentir el dolor de la primera desilusión infantil, más el dolor actual. Y esto es demasiado para cobrárselo a la pareja. Y entonces comienzan los sentimientos de INJUSTICIA y las interminables discusiones sobre quién da más o menos en la relación.

Cuando llegamos a este punto, pareciera casi imposible resolver la relación, pues ambas partes de la pareja, esperan satisfacer sus necesidades con el otro y al no lograrlo hay mucho dolor. Este mismo dolor nos impide ver al otro como un ser humano, que al igual que nosotros, también tiene su historia, sus carencias y sus necesidades y es responsabilidad de cada uno asumir sus propias expectativas.

Un camino hacia la solución de estos problemas podría ser sanar las heridas y el dolor de nuestra infancia y hacernos responsables de de nuestras propias vidas y necesidades, ya que de otra manera, aún que terminemos con la pareja y “estemos mejor sol@s”, seguiremos teniendo estas heridas que tampoco nos permitirán ser felices ni con nosotros mismos.

Cuando miro a mi pareja únicamente como un compañer@ y sobre todo como un maestr@ de vida, como un espejo en el que se reflejan mis temas personales pendientes. Cuando soy capaz de mirarlo realmente con todas sus virtudes y defectos y así aceptarlo totalmente. Cuando soy capaz de mirarlo y agradecer lo que nos ha unido y todo lo bueno que seguramente sí ha habido en la relación, cuando puedo mirarlo sin expectativas y sin querer cobrar facturas de cuentas que otros me quedaron a deber, entonces puedo mirarl@ y mi pareja puede mirarme a mí y entonces, estamos parejos, somos una pareja, donde mi felicidad depende únicamente de mí y no de nadie más.

Si aún se te dificulta asumir tu felicidad en tus manos, existen diversos métodos que pueden ayudarte a encontrar la felicidad que buscas dentro de ti.

Puedes conocerme mejor en mi página Merari Carbajal – MejorTerapia.com

Y también puedes contactarme directamente con un  mensaje

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

El poder de las emociones

El cerebro es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, ya que es el encargado de regular todas las funciones y actividades mediante las cuales vivimos y sobrevivimos.

Cuando a nuestro cerebro le enviamos un pensamiento, evento o recuerdo, éste genera las conexiones necesarias para lograr reaccionar ante este estímulo. Cuando enviamos el mismo estímulo en repetidas ocasiones, estas conexiones se hacen permanentes o a largo plazo generando un hábito que eventualmente realizamos sin ningún esfuerzo. De esta manera, si enviamos pensamientos y emociones negativas constantemente, muy pronto este estado de ánimo se hará un hábito en el que podríamos caer incluso sin darnos cuenta, en automático.

Es importante mirar los hábitos que actualmente tenemos en cuanto a nuestra situación emocional. Si nuestros hábitos nos traen constantemente emociones y pensamientos negativos y dañinos para nuestro cuerpo, es posible que evoquemos estos pensamientos constantemente, incluso sin darnos cuenta, generando una especie de adicción hacia estas reacciones bioquímicas.  De ser así es posible que un acompañamiento profesional pueda ayudarnos a cambiar estos hábitos emocionales y cambiarlos por emociones y pensamientos positivos para generar conexiones neuronales permanentes que nos proporcionen bienestar emocional, físico, mental y social.

Puedes conocerme mejor en mi página Merari Carbajal – MejorTerapia.com

Y también puedes contactarme directamente con un  mensaje

 

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en:

 

Las emociones: Cómo afectan nuestra salud

Las emociones: Cómo afectan nuestra salud.

Detrás de lo que conocemos como emociones, se ocultan complejos procesos psicológicos, fisiológicos, bioquímicos y sociales.

Cada vez que sentimos una emoción, sin importar si esta es positiva o negativa, nuestro cerebro emite ciertas señales que activan reacciones bioquímicas, liberando cierto tipo de hormonas que nuestro cuerpo suele necesitar para su funcionamiento.

Estas reacciones nos ayudan a adaptarnos a situaciones importantes y son una reacción instintiva de supervivencia, por ejemplo, cuando sentimos miedo, todo nuestro cuerpo se prepara para salir corriendo y ponernos a salvo del peligro. Sin embargo cuando las emociones negativas son excesivamente intensas o duraderas, pueden llegar a perjudicar nuestra salud, sobre todo cuando son innecesarias.

Un ejemplo de emociones negativas innecesarias, puede ser cuando recordamos un evento doloroso o molesto, y dado que el cerebro realmente no distingue entre la realidad y un recuerdo, vuelve a emitir las señales necesarias como si el evento estuviera sucediendo justo ahora liberando las hormonas necesarias para ponernos a salvo y aunque realmente, en esta ocasión, no hay nada de qué ponernos a salvo, el cuerpo entero cambia, y si por ejemplo recordamos un evento que nos molestó mucho, el ritmo cardiaco y la respiración se aceleran, la temperatura y la presión arterial aumentan, la adrenalina recorre todo nuestro cuerpo y entramos en un estado de estrés. Todas estas reacciones, en exceso pueden derivar en daños a nuestro organismo y por lo tanto a nuestra salud, mismos que eventualmente pueden generar más emociones negativas, creando un círculo vicioso difícil de solucionar.

Se ha comprobado que las personas con desórdenes emocionales y trastornos de ansiedad, son más propensas a problemas físicos crónicos y enfermedades físicas.

Si por el otro lado, recordamos algún evento agradable, el cerebro nuevamente no reconoce que es solo un recuerdo, y envía las señales necesarias, entonces nuestro cuerpo también se prepara y podemos notar cómo se dibuja una sonrisa en nuestro rostro y nos llena una sensación de serenidad y tranquilidad, estas sensaciones a su vez nos permiten tener un enfoque más positivo de la vida generando un círculo virtuoso hacia emociones positivas y hacia la salud.

Algunos consejos para crear y mantener nuestra salud:

  1. Además de cuidarte físicamente, debes conocer como funcionan tus emociones, pues son muy importantes para tu salud.

  2. Aprende a reconocer, expresar y manejar tus emociones negativas.

  3. Valora los problemas de manera realista, no los magnifiques, dales la importancia que tienen.

  4. Aprende a relativizar: no merece la pena sufrir por pequeños contratiempos (atascos, discusiones, cambios de última hora…).

  5. Los problemas forman parte de la vida y resolverlos también. Adopta una postura activa para afrontarlos.

  6. Potencia tus emociones positivas: valora lo positivo de tu vida, disfruta de las relaciones sociales y familiares, haz cosas que te hagan sentir bien.

  7. Tener pensamientos negativos está relacionado con una peor salud. Practica el optimismo inteligente (“el vaso medio lleno, en lugar de medio vacío”).

  8. Afronta la vida desde la tranquilidad: aprende a relajarte.

  9. Ya aprendimos que es importante cuidar nuestro cuerpo, nuestra alimentación y hacer ejercicio físico, ahora le toca a nuestra mente: regula tus emociones, ¡es salud!

  10. Si tus emociones te desbordan un acompañamiento psicológico y emocional, como las constelaciones familiares, son una buena forma de empezar a ganar calidad de vida.

 

Si logramos aprender a manejar nuestras emociones a nuestro favor, lograremos también manejar nuestra salud, si por el contrario, las emociones controlan nuestra vida, se generan círculos viciosos donde seguimos generando más y más situaciones que nos producen emociones perjudiciales para nuestro cuerpo y nuestra salud. Cuidar tus emociones es cuidar tu cuerpo.

Puedes conocerme mejor en mi página Merari Carbajal – MejorTerapia.com

Y también puedes contactarme directamente con un  mensaje

Si quieres conocer más puedes seguirnos en:

O contactarnos en: